Recomendaciones para hacer frente al calor y viajar de forma segura

En plena época estival donde las altas temperaturas empiezan a ser las grandes protagonistas, muchas personas están pensando en sus vacaciones y a dónde desplazarse este verano.
Sin embargo, conducir en esta fecha puede llegar a convertirse en una tarea tediosa y hasta peligrosa si no lo hacemos con precaución.

Para disfrutar de las vacaciones y tener un viaje tranquilo, es importante prestar especial atención al vehículo y a la conducción; por lo que, si este verano estás pensando en emprender un viaje por carretera, toma nota de estos 10 consejos:

1. Revisa el estado del coche: el primer paso antes de viajar es preparar el coche para el calor, es importante tener el libro de mantenimiento al día y revisar los niveles de aceite, líquido refrigerante, líquido de dirección y frenos. Así como, la presión de los neumáticos. Además, es importante disponer de un kit de seguridad que incluya una luz V-16 como Help Flash.

2. No sobrecargues el coche: no te excedas cargando el vehículo. Respeta las áreas de visibilidad del mismo, esto permitirá mantener el consumo bajo control y disponer de mayor agilidad de reacción por parte del vehículo.

3. Evita las horas de más calor: se debe realizar el viaje durante las horas menos calurosas del día, tanto para nosotros, como por el buen funcionamiento del coche. Lo ideal es realizarlo a primera hora de la mañana. En cualquier caso, evita no viajar entre las 14 y las 16 horas.

4. Utiliza ropa ligera y calzado cómodo: a pesar del calor, evita conducir con chanclas, esto puede llegar a ser realmente peligroso, además de susceptible de multa. Utiliza ropa y calzado que te permita moverte con comodidad.

5. Equípate con unas gafas de sol homologadas: protégete con gafas de sol para evitar cualquier riesgo por deslumbramiento en la vía.

6. Cuidado con la temperatura en el interior: lo ideal es llevar una temperatura ambiente entre los 21 y 23 grados dentro del coche. De este modo, notaremos menos fatiga y mucha mayor comodidad.

7. Come y bebe de manera adecuada: no es aconsejable realizar comidas copiosas ya que el cuerpo se relaja mucho y puede reducir nuestra atención y buenos reflejos. En cualquier caso, es importante hidratarnos con regularidad durante todo el viaje.

8. Descansa cada 2 horas: lo ideal es hacer paradas cada 200km, pues de ese modo estiramos las piernas, cambiamos la postura y nos despejamos. Esto nos ayudará después a mantener una mayor atención en carretera.

9. Mantén una buena postura: al pasar un largo periodo de tiempo conduciendo es importante mantener una postura correcta, pues nos permitirá aguantar mejor el paso de los kilómetros y minimizar dolores musculares. Lo ideal es colocar las manos en el volante en posición de 10 y 10. Con esta postura tendremos mayor capacidad de reacción ante cualquier imprevisto en carretera.

10. Por último, pero no menos importante, ¡recuerda! respeta las normas de circulación y conduce de manera responsable.