fbpx

Hay una forma segura de señalizar una emergencia en carretera sin necesidad de salir del vehículo.

Cuando pensamos en una emergencia en carretera, casi siempre se nos viene a la cabeza un accidente de tráfico, pero no tiene que ocurrir algo tan drástico para vernos en una situación de emergencia. En realidad, un simple pinchazo, un problema con el combustible o cualquier componente del vehículo, es suficiente para tener la necesidad de apartarse al arcén de la vía y detenerse.

Pero una vez en esta situación, las dudas nos asaltan sin una respuesta clara: ¿qué debemos hacer? ¿cómo debemos comportarnos? ¿cómo vamos a resolver el problema? ¿es una situación peligrosa? ¿a quién llamamos?

Si te ha ocurrido o vives con el miedo de encontrarte en una situación así, sigue leyendo porque aquí vamos a resolver todas estas cuestiones.

Para poder abordarlas tenemos que echar mano de los dos tipos de reglamentos que están implicados: el reglamento general de vehículos y el reglamento general de circulación.

Es importante no confundirlos ya que el primero, el reglamento general de vehículos, únicamente indica los elementos que debe poseer un vehículo y ahí entran las características técnicas de los elementos de señalización de una emergencia, tales como medidas, color, materiales, peso… Es decir, todo lo que hace de ese dispositivo algo homologado. Sin embargo, el reglamento de general de circulación hace mención a la serie de pasos que el conductor o conductora del vehículo debe seguir para indicar una emergencia en carretera.

El reglamento general de vehículos (el técnico)

Como decíamos, este reglamento establece los elementos que debe llevar el vehículo y sus características. De manera que, si los triángulos que llevamos no cumplen con lo establecido, no estarán homologados y consecuentemente podrían multarnos.

Pero entonces, ¿qué características deben cumplir estos componentes para señalizar una emergencia en carretera? Aquí te dejamos la información más relevante:

Medidas: Las del exterior deben estar entre los 55 y los 65 cm; las del interior deben medir 7 cm; la altura de las patas debe alcanzar los 5 cm; y la distancia del suelo al triángulo no puede superar los 30 cm.

Estuche: En él debe figurar la marca comercial y de homologación. Además, debe incluir las instrucciones de montaje.

Marca internacional de homologación: Deben tener una marca formada por un círculo que contiene letra E seguida de un número distintivo del país en el que se haya homologado el 9 en el caso de España).

Número del Reglamento: Fuera del círculo tiene que estar el número del Reglamento (27) seguido de la letra R y cinco números más (indican el número de modificaciones del Reglamento inicial y el orden de la partida).

Etiquetado: En el envase deben encontrarse la denominación del producto (a no ser que se pueda identificar fácilmente) y el nombre o razón social de la empresa. El etiquetado debe expresarse obligatoriamente en la lengua oficial del Estado.

El reglamento general de circulación

Conociendo ya cuál es y las características de la señal V-16 estandar (elemento para señalizar emergencias en carretera), tendremos que saber cómo hacer uso de ella. Pues bien, a continuación, te detallamos paso a paso lo que este reglamento establece:

Paso 1: Montar el triángulo en el interior del vehículo, para no exponerse gratuitamente al peligro.

Paso 2: Ponerse el chaleco reflectante (el cual también debe estar homologado, pero hablaremos de eso en otra ocasión) y salir del vehículo solo cuando lo consideremos seguro, para proceder a la colocación de la señal V-16. 

Paso 3: Si la vía en la que estamos tiene doble sentido de circulación, colocaremos una de ellas a 50 metros delante del vehículo y la segundo, a otros 50 metros por detrás.

Paso 4: En vías de un solo sentido solo es obligatorio colocar una detrás del vehículo.

Paso 5: Tenemos que colocar los triángulos de pie, de forma que los vehículos que se aproximan puedan verlos.

Una alternativa revolucionaria

Lo realmente curioso de esta normativa es que no dice por ninguna parte que estemos obligados a bajar del vehículo y colocar los triángulos. Si el conductor considera que las condiciones de circulación ponen en riesgo su seguridad durante la maniobra de señalización, no está obligado a bajarse de vehículo y colocar los triángulos.

Entonces, si no fuera seguro, ¿cómo señalizaríamos nuestra situación de emergencia?

Para dar respuesta a esta disyuntiva aparecen en el mercado soluciones alternativas, las revolucionarias balizas luminosas de señalización de emergencia. Dispositivos que nos hacen visibles en cuestión de 8 segundos y de forma segura, sin necesidad de salir de nuestro vehículo, incluso en condiciones climatológicas adversas.

Mención aparte merece el hecho de que estas otras señales V-16 deben estar igualmente homologadas por la Dirección General de Tráfico, como es el caso de Help Flash,  ya que, para que esto ocurra, el dispositivo debe cumplir los siguientes requisitos:

Irradiación:  el sistema óptico estará diseñado de forma que la luz cubra un campo de visibilidad horizontal de 360 grados y vertical de un mínimo de ±8 grados hacia arriba y hacia abajo.

Intensidad luminosa: la intensidad debe ser en el grado 0, entre 40 y 80 candelas efectivas, y en los grados ±8, de un mínimo de 25 candelas. Dicha intensidad se mantendrá durante al menos 30 minutos.

Grado de protección IP: al menos será IP54.

Estabilidad: el equipo estará diseñado para quedar estable sobre una superficie plana, no desplazándose frente a una corriente de aire que ejerza una presión dinámica de 180 Pa.

Frecuencia de destello: entre 0,8 y 2 Hz.

Funcionamiento: Se garantizará a temperaturas de entre -10°C y 50°C.

Ensayos:   La comprobación del cumplimiento de las características definidas se realizará en un laboratorio acreditado acorde a la norma UNE EN-ISO 17025 por la Entidad Nacional de Acreditación para el Reglamento CEPE/ONU 65.

Hay una forma segura de señalizar una emergencia en carretera sin necesidad de salir del vehículo.

Cuando pensamos en una emergencia en carretera, casi siempre se nos viene a la cabeza un accidente de tráfico, pero no tiene que ocurrir algo tan drástico para vernos en una situación de emergencia. En realidad, un simple pinchazo, un problema con el combustible o cualquier componente del vehículo, es suficiente para tener la necesidad de apartarse al arcén de la vía y detenerse.

Pero una vez en esta situación, las dudas nos asaltan sin una respuesta clara: ¿qué debemos hacer? ¿cómo debemos comportarnos? ¿cómo vamos a resolver el problema? ¿es una situación peligrosa? ¿a quién llamamos?

Si te ha ocurrido o vives con el miedo de encontrarte en una situación así, sigue leyendo porque aquí vamos a resolver todas estas cuestiones.

Para poder abordarlas tenemos que echar mano de los dos tipos de reglamentos que están implicados: el reglamento general de vehículos y el reglamento general de circulación.

Es importante no confundirlos ya que el primero, el reglamento general de vehículos, únicamente indica los elementos que debe poseer un vehículo y ahí entran las características técnicas de los elementos de señalización de una emergencia, tales como medidas, color, materiales, peso… Es decir, todo lo que hace de ese dispositivo algo homologado. Sin embargo, el reglamento de general de circulación hace mención a la serie de pasos que el conductor o conductora del vehículo debe seguir para indicar una emergencia en carretera.

El reglamento general de vehículos (el técnico)

Como decíamos, este reglamento establece los elementos que debe llevar el vehículo y sus características. De manera que, si los triángulos que llevamos no cumplen con lo establecido, no estarán homologados y consecuentemente podrían multarnos.

Pero entonces, ¿qué características deben cumplir estos componentes para señalizar una emergencia en carretera? Aquí te dejamos la información más relevante:

Medidas: Las del exterior deben estar entre los 55 y los 65 cm; las del interior deben medir 7 cm; la altura de las patas debe alcanzar los 5 cm; y la distancia del suelo al triángulo no puede superar los 30 cm.

Estuche: En él debe figurar la marca comercial y de homologación. Además, debe incluir las instrucciones de montaje.

Marca internacional de homologación: Deben tener una marca formada por un círculo que contiene letra E seguida de un número distintivo del país en el que se haya homologado el 9 en el caso de España).

Número del Reglamento: Fuera del círculo tiene que estar el número del Reglamento (27) seguido de la letra R y cinco números más (indican el número de modificaciones del Reglamento inicial y el orden de la partida).

Etiquetado: En el envase deben encontrarse la denominación del producto (a no ser que se pueda identificar fácilmente) y el nombre o razón social de la empresa. El etiquetado debe expresarse obligatoriamente en la lengua oficial del Estado.

El reglamento general de circulación

Conociendo ya cuál es y las características de la señal V-16 estandar (elemento para señalizar emergencias en carretera), tendremos que saber cómo hacer uso de ella. Pues bien, a continuación, te detallamos paso a paso lo que este reglamento establece:

Paso 1: Montar el triángulo en el interior del vehículo, para no exponerse gratuitamente al peligro.

Paso 2: Ponerse el chaleco reflectante (el cual también debe estar homologado, pero hablaremos de eso en otra ocasión) y salir del vehículo solo cuando lo consideremos seguro, para proceder a la colocación de la señal V-16. 

Paso 3: Si la vía en la que estamos tiene doble sentido de circulación, colocaremos una de ellas a 50 metros delante del vehículo y la segundo, a otros 50 metros por detrás.

Paso 4: En vías de un solo sentido solo es obligatorio colocar una detrás del vehículo.

Paso 5: Tenemos que colocar los triángulos de pie, de forma que los vehículos que se aproximan puedan verlos.

Una alternativa revolucionaria

Lo realmente curioso de esta normativa es que no dice por ninguna parte que estemos obligados a bajar del vehículo y colocar los triángulos. Si el conductor considera que las condiciones de circulación ponen en riesgo su seguridad durante la maniobra de señalización, no está obligado a bajarse de vehículo y colocar los triángulos.

Entonces, si no fuera seguro, ¿cómo señalizaríamos nuestra situación de emergencia?

Para dar respuesta a esta disyuntiva aparecen en el mercado soluciones alternativas, las revolucionarias balizas luminosas de señalización de emergencia. Dispositivos que nos hacen visibles en cuestión de 8 segundos y de forma segura, sin necesidad de salir de nuestro vehículo, incluso en condiciones climatológicas adversas.

Mención aparte merece el hecho de que estas otras señales V-16 deben estar igualmente homologadas por la Dirección General de Tráfico, como es el caso de Help Flash,  ya que, para que esto ocurra, el dispositivo debe cumplir los siguientes requisitos:

Irradiación:  el sistema óptico estará diseñado de forma que la luz cubra un campo de visibilidad horizontal de 360 grados y vertical de un mínimo de ±8 grados hacia arriba y hacia abajo.

Intensidad luminosa: la intensidad debe ser en el grado 0, entre 40 y 80 candelas efectivas, y en los grados ±8, de un mínimo de 25 candelas. Dicha intensidad se mantendrá durante al menos 30 minutos.

Grado de protección IP: al menos será IP54.

Estabilidad: el equipo estará diseñado para quedar estable sobre una superficie plana, no desplazándose frente a una corriente de aire que ejerza una presión dinámica de 180 Pa.

Frecuencia de destello: entre 0,8 y 2 Hz.

Funcionamiento: Se garantizará a temperaturas de entre -10°C y 50°C.

Ensayos:   La comprobación del cumplimiento de las características definidas se realizará en un laboratorio acreditado acorde a la norma UNE EN-ISO 17025 por la Entidad Nacional de Acreditación para el Reglamento CEPE/ONU 65.