fbpx

Los Viajes, desplazamientos al trabajo, actividades… Pasamos muchas horas al volante y es por ello que debemos adoptar una postura correcta a la hora de conducir, no solo por comodidad y para evitar lesiones musculares, sino para estar seguros en caso de accidente. Repasamos contigo todos los elementos a ajustar antes de comenzar la conducción.

Cuatro sencillos pasos y en este orden – asiento, volante, espejos y cinturón- que te llevarán poco mas de un minuto, pero que garantizarán que tengas una postura adecuada para circular con seguridad.

Si usas habitualmente el mismo coche sólo será necesario que realices este proceso una vez, pero si compartes coche con algún miembro de la familia, utilizas coche de alquiler o servicios de vehículo compartido es primordial que lleves a cabo el repaso de todos los elementos que te indicamos a continuación antes de iniciar la marcha.

El asiento

El primer paso para sentarse correctamente al volante es regular la distancia correcta a los pedales. Las piernas deben quedar semiflexionadas, nunca estiradas del todo, ya que sino corremos el riesgo de sufrir lesiones de cadera en caso de accidente. Lo ideal es que pisando el embrague a fondo nuestra pierna quede ligeramente flexionada; demasiado cerca tendremos dificultades para pasar del acelerador al freno y demasiado lejos no podremos frenar con toda la intensidad necesaria.

De la misma manera, la distancia correcta entre el asiento y el volante es aquella que hace que nuestros brazos se encuentren ligeramente flexionados, y nos permite tener el espacio necesario para manejar el volante con comodidad.

Por último, debemos regular la altura de la banqueta, de manera que nuestros ojos queden siempre a media altura del parabrisas y tengamos visibilidad completa a todo lo ancho y largo del capó.

El respaldo

La inclinación idónea del respaldo debe ser casi completamente vertical y nuestra espalda y hombros deben ir siempre apoyados en el mismo. Así evitaremos sufrir dolores de espalda y aunque no parezca evidente a simple vista aumentaremos nuestra seguridad en la carretera. Según indica la DGT un respaldo demasiado hacia atrás resta eficacia al movimiento de los brazos, al reposacabezas y al cinturón de seguridad y puede provocar el ‘efecto submarino’ en el que el cuerpo se desliza por debajo del cinturón en caso de accidente.

Para saber si estás correctamente colocado, siéntate apoyando la espalda y los hombros en el respaldo. Tus brazos deben llegar al volante medio flexionados y relajados, de forma que si los estiras puedes apoyar encima las muñecas.

El volante

Este puede ser regulado en altura y profundidad y, al igual que el asiento, su posición debe mantener la espalda y hombros pegados al respaldo y los brazos en una posición que permita maniobrar con comodidad y evite daños en tus hombros en caso de accidente.

Controla también que la altura del volante te permita visualizar correctamente el cuadro de mandos y que tus rodillas no estén demasiado cerca y el aro o tus manos choquen con ellas al girar.

El reposacabezas

La función del reposacabezas no es que vayas cómodo y relajado, es amortiguar el ‘latigazo’ cervical en caso de impacto trasero.

Si está bien colocado, la parte trasera de la cabeza debe quedar sobre el centro de éste, a 4-5 centímetros sin apoyar. Dejarlo en una posición más baja puede causar lesiones cervicales graves.

Los retrovisores

Una vez sentados correctamente toca colocar los espejos. Con la espalda apoyada y sin mover la cabeza regularemos el retrovisor interior para que cubra la visualización de toda la luneta trasera. Los espejos laterales deben quedar lo más abiertos posibles para proporcionarnos un campo de visión amplio, evitando ángulos muertos. Su regulación será correcta cuando podamos ver a través de ellos  el interior y el exterior sin necesidad de movernos.

El cinturón

La posición ideal del cinturón es aquella que permite que la cinta descanse sobre tu clavícula y no roce el cuello. Para ello, debe partir justo por encima del hombro izquierdo entre el cuello y el hombro y siempre ceñido al pecho y al abdomen, para que sea eficaz.

Os dejamos una infografía elaborada por la DGT, que resume lo comentado en este artículo. 

 

Posicion-del-conductor-ampliacion