fbpx

Hace unos días, en nuestras RRSS, nos hacíamos eco de unos datos bastante preocupantes referidos a los accidentes de tráfico sufridos por los usuarios más vulnerables en la carretera: peatones, ciclistas y motoristas. En Help Flash, siguiendo nuestro objetivo principal de mejorar la Seguridad Vial, te traemos el “manual del peatón”, con información útil de como este colectivo debe usar convenientemente la calzada.

Los datos

Peatones, usuarios de moto o ciclomotor y ciclistas, el colectivo conocido como usuarios vulnerables, superaron el año pasado y por primera vez, el ecuador de las víctimas de tráfico, sumando 927 fallecidos, un 53% del total.

Los datos, que también incluyen los accidentes urbanos y los fallecidos en los 30 días siguientes al accidente, no solo en las 24 horas posteriores, nos aportan una fotografía panorámica de la siniestralidad vial en nuestro país.

Los peatones

Según la Dirección General de Tráfico, un peatón es la persona que, sin ser conductor, transita a pie por las vías públicas. Aunque también se consideran peatones los que empujan cualquier otro vehículo sin motor de pequeñas dimensiones o las personas con movilidad reducida que circulan al paso con una silla de ruedas con motor o sin él.

Estos, en su convivencia con los vehículos, deben ser capaces de actuar de la mejor manera de cara a su seguridad y la de los demás, conociendo las normas generales de circulación en cada tipo de vía.

Normas generales de circulación de peatones por la vía pública

Los peatones deberán circular siempre por el centro de las aceras, ni muy pegados al borde de la calzada, para evitar atropellos, ni muy pegados a las edificaciones por si hubiese accesos a garajes. Tampoco caminarán por el bordillo ni invadirán nunca la calzada, salvo para cruzarla. 

En el caso de que no hubiese aceras o existiese algún obstáculo y fuese totalmente imprescindible pasar por ese tramo, se circulará lo más pegado posible a la pared y a ser posible de cara al tráfico, para ver de frente los vehículos que se aproximan. 

Los niños pequeños deben ir siempre de la mano de los adultos, poniendo especial atención al uso de triciclos o bicicletas que nunca serán usados en la calzada y cuando jueguen a la pelota.

De la misma manera, no se deben llevar animales sueltos ya que pueden escaparse y producir situaciones de peligro para otros usuarios de la vía pública.

En vías urbanas

Los peatones deben cruzar por los pasos regulados por marcas viales, semáforos o agentes de tráfico. En el caso de no existir deberán optar por el lugar de mayor visibilidad, es decir por las esquinas y evitando los cruces entre vehículos aparcados.

Antes de cruzar se debe mirar primero a la izquierda, después a derecha y, por último, de nuevo a la izquierda.

En los semáforos, aunque estén verdes es vital cerciorarse de que los conductores se han dado cuenta de que tienen que detenerse y esperar a que así lo hagan, pero además se deberá indicar a los conductores, con la mano, la intención de cruzar.

Si se pretende cruzar una glorieta o plaza, se hará rodeándola y nunca se cruzará por el medio.

En vías fuera de poblado

Es de vital importancia que los peatones extremen las precauciones cuando circulan por este tipo de vías, ya que el aumento de velocidad de los vehículos incrementa exponencialmente el agravamiento de las lesiones en caso de atropello. Así, un peatón tiene menos del 20% de probabilidades de morir si es atropellado por un automóvil que circula a menos de 50 km/hora, pero casi un 60% de posibilidades si es atropellado a 80 km/hora. 

En este tipo de vías, los peatones deberán circular por la izquierda, para poder ver de frente a los vehículos que se aproximen y así percibir el riesgo a tiempo y tomar las medidas oportunas.

Sólo se circulará por la derecha si por cualquier circunstancia de la vía o del tráfico fuese más fácil o más seguro hacerlo de esta manera.  También lo harán por la derecha los que empujen o arrastren un ciclo o ciclomotor de dos ruedas, carros de mano o aparatos similares, todo grupo de peatones dirigido por una persona o que forme cortejo y las personas que se desplacen en silla de ruedas.

Se circulará siempre por el arcén. De no existir se hará por la calzada, lo más más pegado posible al borde y si son varias personas lo harán en fila india

Entre la puesta y salida del sol o en condiciones climatológicas adversas que disminuyan sensiblemente la visibilidad, los peatones deberán ir provistos de algún elemento luminoso o retrorreflectante homologado y procurarán vestir ropas de color claro para ser lo más visibles posible para los conductores. La DGT recoge con la siguiente comparativa la diferencia que puede suponer vestir o no prendas reflectantes en el riesgo de sufrir un atropello:

Las condiciones del escenario serían las siguientes: un vehículo con el alumbrado de cruce (halógeno), iluminación artificial en la vía nula y asfalto seco.

  1. Un peatón con ropa oscura y sin chaleco: el alcance visual es inferior a 20 metros y a 40 km/h el conductor no podría detenerse dentro de su alcance visual.
  2. Un peatón con ropa clara y sin chaleco: el alcance visual es inferior a 40 metros y a 65 km/h el conductor no podría detenerse.
  3. Un peatón con chaleco: el alcance visual es de más de 150 metros y a 100 km/h el conductor podría detenerse dentro de su alcance visual.

En autopistas y autovías

En este tipo de vías está prohibida la circulación de peatones.

Únicamente en caso de accidente, avería, malestar físico de sus ocupantes u otra emergencia por la que fuese necesario solicitar auxilio, el conductor u otro ocupante podrá salir del vehículo, sin que el resto de los ocupantes pueda transitar por la calzada. 

Pesa a la restricción que impide la circulación de peatones por autopistas y autovías, tenemos que lamentar, casi semanalmente, atropellos en este tipo de calzadas. Muchos de ellos se producen tras un accidente o avería, cuando el conductor sale del vehículo para gestionar la incidencia. En estos casos, y sobre todo en situaciones de baja visibilidad o tráfico intenso, es recomendable la utilización de una señal luminosa V16 como Help Flash, ya que permitirá la señalización del vehículo de cara a otros conductores en cuestión de segundos y a una distancia de 1Km, aumentando la seguridad de los ocupantes de este.

Si estás interesado en ampliar la información sobre este tema, puedes consultar la documentación oficial de la Dirección General de Tráfico en el siguiente enlace: http://www.dgt.es/PEVI/documentos/catalogo_recursos/didacticos/did_adultas/peatones.pdf o accediendo a Educación vial de la DGT.