Dentro de la labor constante de la Guardia Civil por la reducción de víctimas en la vía, diferentes Unidades del Sector de Tráfico de Galicia reparten chalecos reflectantes entre los peatones.

Durante esta campaña, los agentes llevarán los chalecos en sus coches patrulla y los entregarán en los casos en que vean que puede haber riesgo de atropello. Será una parte más de su trabajo diario y su objetivo principal será conseguir que los peatones se hagan ver tanto de noche como en los momentos del día en los que haya poca visibilidad.

Cabe recordar que la distancia a la que un conductor detecta la presencia de un peatón es de 20 metros en caso de circular sin esta prenda, aumentando a los 150 metros cuando circula haciendo uso de ella.

Desde Help Flash te recordamos que el uso del chaleco es obligatorio tanto para los peatones que se encuentren en la vía como para los conductores que se bajen del vehículo sin el puesto y su no utilización además del importante riesgo puede acarrear multas de entre 80 y 200€.

Tu vida es lo más importante.