A partir de 2023 todas los municipios con más de 50.000 habitantes incluirán una señal vertical de ZBE que informará sobre las restricciones de tráfico

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha anunciado la creación de una nueva señal para identificar las Zonas de Bajas Emisiones y otras instrucciones de acceso de vehículos en áreas urbanas. Se trata de un aviso vertical que informa sobre la prohibición de entrada de vehículos de motor, exceptuando aquellos que dispongan de distintivo ambiental C, ECO Y CERO.

Según indica la DGT esta señal facilitará la aplicación de la ley de Cambio Climático impulsada por el Ministerio para la Transacción Ecológica y el Reto Demográfico que entró en vigor el pasado 22 de mayo y que obliga a todos los municipios de más de 50.000 habitantes a establecer Zonas de Bajas Emisiones antes del 2023.

Ciudades más seguras y conectadas

De acuerdo con las autoridades, el objetivo de esta medida es “que las ciudades sean más seguras, saludables y competitivas”, además estas señales permitirán que los residentes, transportistas o visitantes de las zonas urbanas conozcan con antelación las restricciones vigentes y puedan planear su movilidad.

La DGT apunta que la puesta en marcha de las Zonas de Bajas Emisiones “contribuirán tanto a la mejora de la calidad del aire y la salud de los ciudadanos como de la mitigación del cambio climático y la contaminación acústica, lo que supone un estímulo para la eficiencia energética del transporte promoviendo su electrificación”.

Del mismo modo, aquellas localidades que incluyan la señal ZBE y que comuniquen a la DGT estas áreas, serán incorporadas a la plataforma DGT 3.0, siendo esta la encargada de transmitir la información a los usuarios en carretera.

Algunas ciudades como Madrid o Barcelona ya han incluido Zonas de Bajas Emisiones y así lo harán el resto de ciudades que cumplan con la normativa, armonizando de esta forma la circulación y contribuyendo a ciudades más limpias, inteligentes y respetuosas con el medio ambiente.