fbpx

Una selección de carreteras costeras o pueblos de montaña que merecen la pena recorrer en coche o moto.

Con el verano aquí las ansiadas vacaciones ya son una realidad y solo podemos pensar en alguna escapada que nos haga desconectar de todo: líos de oficina, papeleo y matrículas, compromisos, etc.

Sin embargo, la actual situación sanitaria complica en muchos casos los habituales desplazamientos en avión al extranjero e incluso dentro de nuestro país.

 

Pero dicen que al mal tiempo hay que ponerle buena cara y nosotros te traemos una alternativa para que no abandones tu idea de escaparte unos días.

Hablamos de coger el coche o la moto y lanzarse a la carretera, a rodar y descubrir lugares que no verías desde un estrecho asiento de avión o desde las vías de un tren.

No a lo loco, por supuesto. O sí, eso ya depende de tu espíritu aventurero y tus ganas de perderte. En realidad, lo que te proponemos es que elijas un destino y que seas tú mismo quien te lleve a él. Y tranquilo porque si no estás muy decidido por un lugar u otro, aquí te vamos a recomendar las mejores rutas por carretera para verano.

 

Las ventajas de desplazarse sobre ruedas

 

Solemos desechar la opción, pero la verdad es que coger el coche o la moto y escaparse unos días tiene muchos puntos a favor que quizá no te hayas planteado:


Independencia y flexibilidad:
No tienes que estar dependiendo de transportes y de si llegan o no a tal parte en la

que hay algo que no quieres perderte. En muchas ocasiones nuestros viajes se limitan a paquetes cerrados con poca flexibilidad.

Horarios:

Olvídate de tener que salir pitando de un lado a otro por tener que coger un autobús o de tener que recortar días del viaje por los horarios predeterminados de vuelos.

Comodidad:

Nada como subirte al coche, ajustar el asiento y arrancar con una lista de reproducción que te motiva (una de esas listas en la que haya canciones que te daría vergüenza reconocer que escuchas).

Al final, todas las ventajas pueden resumirse en una máxima: tú mandas.

Pero sea por lo que sea, si empieza a picarte el gusanillo de un viaje así, sigue leyendo porque ahora vamos a listar carreteras costeras y puertos de montaña que valen la pena recorrer:

 

RUMBO AL PIRINEO ARAGONÉS: EL CAÑÓN DE AÑISCLO

Concretamente la HU-631. Una ruta con paisajes que parecen sacados de una película de fantasía y ciencia ficción con un recorrido de una humilde carretera de asfalto.
Durante el trayecto te cruzarás con un desfiladero lleno de toboganes, cascadas imponentes, una microselva de montaña y paredes calizas que rivalizan con rascacielos.

El Cañón de Añisclo es parte del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Durante casi todo el camino, la carretera discurre paralela al río.
Dato importante: en verano, la circulación por la carretera trazada por el cañón es de dirección única.


LA CO-4, DE COVADONGA A LOS LAGOS

En Cangas de Onís, Asturias, encontramos esta joya de asfalto que tendremos que compartir con más de una vaca en algún tramo, ya que pueblan las laderas y valles de la zona.
Son unos 11 kilómetros y medio lo que podemos recorrer hasta llegar a dos lagos situados a 1.000 metros de altitud: Enol y La Ercina. Sin embargo, el recorrido completo son aproximadamente 24km (que equivaldrían a 40 minutos).
Esta ruta escala desde el fondo del valle hasta sumergirnos de lleno en el hábitat montañoso y pasa por los dos puntos cuyas vistas son de agradecer.
Uno sobre Covadonga, con la catedral de fondo como estampa y otro es el Mirador de la Reina, con vistas a los valles del norte.

SA CALOBRA, MALLORCA

Entre otros tesoros de la isla, la carretera que lleva a la cala Sa Calobra es uno de ellos. De hecho, hay incluso autobuses turísticos que acercan a cantidad de personas hasta este maravilloso paraíso.

Si te preguntas por qué esta es considerada una de las carreteras más bonitas de España, es que todavía no conoces nada sobre ella.
Son 13 kilómetros que incluyen una curva, que no un giro, de 360 grados. Sin ir más lejos, finalizando el trayecto encontrarás curvas, acantilados, subidas y bajadas, con un desnivel de 1.000 metros y paisajes que te llamarán la atención.

 
Estas son solo tres de las muchas carreteras que tiene la geografía española. Si el tema te interesa, puede hacer una búsqueda rápida sobre estos otros caminos:


Costas del Garraf (Barcelona)
, por la C-246, que bordea la costa a lo largo del Parque Natural de Garraf.

La Costa del Sol, dirección Málaga por la N-340.

Cosa del País Vasco, desde Zarautz hacia el oeste por la N-634 para llegar a Guetaria, Zumaya o Deva.

 

En cualquier caso, te recomendamos que elijas unas fechas y pongas a punto tu vehículo, que más vale prevenir que curar. Y no olvides darle tanta importancia al camino como al destino.

Ten, además, muy en cuenta las indicaciones que en cada Comunidad Autónoma se están dando al respecto de las medidas a tomar para prevenir los contagios por COVID-19. Sé prudente y respeta los protocolos. Nos va la vida en ello.