fbpx

Arabia es un país curioso.
De lo que hemos visto hasta ahora, es una país llano, de grandes espacios y apariencia desértica, árido y seco.

En cuanto a la población, resulta chocante desde la visión euroea occidental la indumentaria tradicional, sobretodo de las mujeres , ataviadas con el nikab integral donde sólo se les ve los ojos.

Llegada a Jedah

En cuanto a la ciudad, Jedah, se ve nueva, moderna pero con acabados al estilo árabe, sucia al estilo local y propio también del estilo local, muchas cosas empezadas pero no tantas acabadas.

Por otro lado, siendo Arabia Saudí una monarquía absolutista, la inversión en infraestructuras está, por supuesto, a la altura de todo estadista de postín que se precie, amantes todos ellos del cemento y las obras faraónicas, para dejar su imprenta en la historia.

Hay a quien le daba por hacer pantanos, a otros murallas, otros trenes de alta velocidad, aeropuertos, etc.

Hemos salido del parque cerrado a las 9:05:30, hacia el norte, paralelos a la costa por una autopista bastante buena, con Road Book electrónico en el gps para realizar un tramo de enlace de 195km.

Lo del Road Book electrónico lo han hecho para dificultar el trabajo de los Map Man, igual que darnos el código GPS hoy por la mañana. Con todo y con eso, hoy, aquellos que tiene ese servicio han tenido acceso a la información extra que el Map Man les pueda dar.

Comienza la aventura

Hemos arrancado tres horas más tarde, la arlequinada ha bajado y las poderosas manos de Albert han apretado con fuerza el acelerador.

El Iveco ha respondido bien y en breve, la señal sonora que nos indica que hemos llegado a 135km/h ha empezado a sonar intermitentemente.

Pronto han aparecido las primeras dunas de esta edición y Albert las ha sorteado con soltura y eficacia. Llovera aprende rápido, y pese a que apenas hemos rodado con el Iveco, enseguida le ha pillado el truco y la eficacia del camión ha ido en aumento durante la etapa, mejor ritmo, más estable, mucho más cómodo para todos.

En cuanto a la navegación, lo cierto es que me ha costado encontrar el ritmo y hasta pasados unos kms no me he encontrado cómodo con el Road Book y he ido un poco a remolque de los acontecimientos, cantaba bien las notas, pero no con la finura que mi equipo se merece. Pasados unos kms la cosa ha mejorado.

Ha sido una buena etapa

Hoy hemos hecho una buena etapa, sin incidentes remarcables, sin averías mecánicas y hemos conservado la máquina y la tripulación, que para ser el primer día de carrera ha sido ya una etapa dura, de las “africanas”, con un poco de todo y ya una especial de la bonitas por su dificultad técnica, física y sus bonitos paisajes.

Gas i xampany!!

Ferrán Marco
Copiloto de Albert Llovera